When the brain takes a break. Obra de Pawel Kuczynski. Sobre el concepto de relación líquida de Bauman
When the brain takes a break. Obra de Pawel Kuczynski.

¿Una generación de idiotas? Bauman y el concepto de «relación líquida»

Actualmente, la presencia del móvil es un elemento importante dentro de las relaciones interpersonales. Es una herramienta de trabajo indispensable y está ganando importancia en la vida social de cada individuo. Pero ¿influye en como tratamos a las personas de nuestro entorno? El filósofo Zygmund Bauman (1925-2017) nos legó su teoría sobre cómo la tecnología afecta a nuestra vida a través del concepto de relación líquida.

Retrato de Zygmunt Bauman, ensayista y sociólogo creador de obras como Vida Líquida y Amor líquido.
Retrato de Zygmunt Bauman.

Índice de contenidos:

La tecnología superará nuestra humanidad

Albert Einstein fue un adelantado a su tiempo. Científico versado en física teórica que desentrañó algunas de las piedras angulares de la ciencia actual. Nació en 1876 y murió con 76 años; fue testigo de grandes avances tecnológicos. Pudo ver cómo la tecnología aportaba comodidad a las personas, pero también vio cómo se relegaba en ellas. Advirtió que la tecnología podía superar a la humanidad y dar origen a una generación desprovista de moral y ética, de emociones y sentimientos. Una generación de idiotas. La pregunta es ¿Cuándo estaremos ante esa generación?

Retrato de Albert Einstein. Físico teórico y apocalíptico de la tecnología.
Retrato de Albert Einstein.

“Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas”

Albert Einstein

Bauman y el concepto de lo líquido

En su obra Vida líquida (2005) Bauman describe la sociedad moderna como sociedad líquida, que anda envuelta en una modernidad líquida:

«Es la manera habitual de vivir en nuestras sociedades modernas contemporáneas […] se caracteriza por no mantener ningún rumbo determinado, puesto que se desarrolla en una sociedad que […] no mantiene mucho tiempo la misma forma. Y ello hace que nuestras vidas se definan por la precariedad y la incertidumbre constantes«

(Bauman, 2005).
Vida Líquida de Zygmunt Bauman. Las relaciones líquidas de la era moderna. Ensayo y pensamiento crítico en Cultugrafía
Vida Líquida de Zygmunt Bauman.

Con este concepto, Bauman aclara que el ritmo de vida ha cambiado. Se adoptan patrones de conducta asociados a la seguridad de uno mismo y a no arriesgarse. Patrones vinculados a las redes sociales, ya que son relaciones líquidas que se establecen desde la comodidad. Con ello se crean pautas cambiantes y constantes a la vez.

Como consecuencia se deriva a una actitud egocéntrica ante las relaciones y se tiende a no valorar lo que se tiene.

Modernidad líquida

La Edad Contemporánea supuso un cambio en muchos aspectos. Valores que antes se daban como absolutos se transformaron abriéndose a la idea de que nada es definitivo. Los filósofos Rousseau, Voltaire u Holbach vieron estas transformaciones como algo positivo porque se dejaban atrás ideas arcaicas dando pie a la evolución de la sociedad.

Este inicio es conocido como “modernidad sólida”. Pero, a la larga, esta transformación originó la idea de que nada es definitivo, todo es pasajero. Comienza a generar lo que Bauman llama Modernidad líquida (1999).

Modernidad Líquida de Zygmunt Bauman. Las relaciones líquidas en la modernidad. Ensayo sobre pensamiento crítico en Cultugrafía.
Modernidad Líquida de Zygmunt Bauman.

La modernidad líquida implica que estén presentes los conceptos de efímero, mirar por uno mismo, comodidad y no arriesgarse. A través de estos conceptos se programa a las personas para que los apliquen en la sociedad y en sus relaciones interpersonales. Un modelo de vida que ha ganado fuerza con la intervención de las redes sociales; elemento que reafirma las ideas de la modernidad líquida y propicia la digitalización de la vida.

Educación líquida y trabajo líquido

La modernidad líquida implica incorporar la idea del trabajo líquido y educación líquida como base en la programación de las personas. La educación líquida se crea con el sistema de ciclos educativos. Esta es enmarcada en una serie de ciclos o niveles breves que se deben superar para pasar al siguiente. Al igual que un videojuego, son momentos breves y efímeros que ocuparan una cierta etapa de la vida. De este modo se incorpora el patrón efímero y corto desde la infancia a través de la educación. Fomenta que el alumnado solo busque superar los curso y no retener la información clave.

Book. Ilustración del artista Pawel Kuczynski. El fracaso educativo. Memorizar para olvidar.
Book. Ilustración del artista Pawel Kuczynski. Instagram: @pawel_kuczynski1

Por otro lado, el trabajo líquido implica inestabilidad. Actualmente, es normal que un trabajador medio pase de entre cinco a diez empleos antes de estabilizarse. He incluso la estabilidad que aporta un trabajo fijo puede tambalearse. La actitud que se adopta ante estos cambios sociales es la aceptación.

La relación líquida

Por lo que respecta a las relaciones líquidas, ya sean familia, amistad o pareja, se adopta la misma actitud. Nada es definitivo, todo es efímero. Esto fomenta que no se aprecien las relaciones interpersonales. Se priorizan las relaciones vía telemática que las físicas. Las relaciones físicas empiezan a ser dejadas porque no se está dispuesto a invertir el tiempo que se necesita para cuidarlas; en cambio, en las telemáticas cada uno se implica del modo que crea conveniente.

En las relaciones líquidas intervienen varios factores. La base principal que plantea Bauman en Amor líquido (2003) es que la relación física pierde importancia mientras que la telemática la gana. Eso implica que no se teme perder a alguien de su entorno porque, telemáticamente, hay muchas más. Este hecho es criticado por “Los Simpsons” capítulo 11, temporada 23 donde muestra que tener seguidores en redes sociales no quiere decir que tengamos muchos amigos realmente.

Los Simspons 11x23 - La red jo-dial. Artículo de pensamiento crítico sobre las relaciones líquidas propuestas por Bauman.
Los Simspons 11×23 – La red jo-dial

Pero ¿por qué ocurre esta desvalorización de las relaciones físicas? La mezcla entre los valores que representan el concepto de líquido y las nuevas tecnologías son el cóctel que da vida a este tipo de relaciones.

Dentro de la modernidad líquida el individuo adopta una postura egocéntrica donde solo mira hacia sí mismo. Prioriza sus deseos y no cede ante nadie. Por otro lado, las redes sociales como Instagram, Twitter o Facebook, alimentan la idea de que cuantos más seguidores, más amigos tenemos. Se crea la idea de que estos seguidores son personas potencialmente interesadas en nosotros y son posibles relaciones de amistad o de pareja.

Este cóctel implica que no se cuiden las relaciones físicas de amistad o pareja y se preste más atención a las relaciones digitales. Las conversaciones y relaciones por redes sociales no necesitan de tanta energía para ser cuidadas y se les dedica la atención que uno quiere.

Al no tratar a la persona directamente se produce una imagen idealizada en la mente; pero, a la vez, no se llega a empatizar lo suficiente con la otra persona. Se produce una cierta distancia emocional. Inconscientemente se tiende a fomentar este tipo de relaciones ya que, si te enamoras o decides decir adiós, la carga emocional es menor y facilita el proceso de duelo.

Relaciones físicas en una modernidad líquida

Las relaciones físicas no pueden competir con las relaciones digitales. La persona real se muestra como es, no hay idealización y se tiende a desvalorizar. Por ello se busca establecer los pilares de esa relación con base en conexiones frágiles.

Por un lado deseamos estrechar los vínculos. Pero al mismo tiempo deseamos mantenerlos lo suficientemente flojos para poder desatarlos
@dilocondibujos

En una relación física de amistad cuesta admitir que hay un cierto aprecio y, por lo tanto, no se busca mantenerlo, generando así actitudes que llevan a acciones negativas dentro de la relación líquida.

Por otro lado, la relación física amorosa es una relación tan poco cuidada como las relaciones de amistad. Bauman plantea que se busca satisfacer los impulsos sexuales. Es decir, cuanto mayor es el número de encuentros sexuales más aumenta el ego de la persona en cuestión. Si se encuentra a una persona compatible, se busca no poner etiquetas, porque eso implicaría crear un vínculo más profundo y sería doloroso si llegara a romperse.

No veo necesario que tengamos que definir lo nuestro. La vida y las relaciones líquidas. Bauman. Ensayo crítico. Ilustración de Dilo con dibujos
@dilocondibujos

Consecuencias. Qué es el micro-engaño

Las relaciones líquidas en sí, no son ni positivas ni negativas, todo dependerá de la actitud de cada uno. Bauman sugiere que las personas adoptan una actitud negativa de la relación líquida guiada por el ego y la autosatisfacción. Las personas buscan mantener su zona de confort antes que implicarse con otra persona real.

¿Qué consecuencias pueden darse? En el caso de una relación física de amistad, se observa que al no ser una relación cuidada suele establecerse una jerarquía. Surgen así desacuerdos ocasionados por luchas de poder interno. Se desvaloriza a las personas para aumentar el ego propio y origina la falsa idea de que uno está por encima del otro. Lo que, en última instancia, termina por minar la integridad y la autoestima de ambas partes.

Noto que me estoy enamorando de ti demasiado, por lo que necesito que lo dejemos. Ensayo de pensamiento crítico en Cultugrafía, difusión y crítica cultural.
@dilocondibujos

Si se encuentra a una persona con la que se quiere estar, en muchos casos se observa que no se quiere poner etiquetas. Al no poner etiquetas no se da pie a tener una relación profunda, seria y estable y, a la vez, se abre la puerta a acciones poco éticas y morales que pueden herir a la otra persona.

En muchas ocasiones, se plantea este tipo de relación líquida para satisfacer las necesidades afectivas y sexuales. Es decir, tener a una persona con la que siempre vas a poder estar, pero con la libertad de buscar a otras que satisfagan la libido sexual. Esta actitud surge al temer emociones más profundas unidas a una idea egocéntrica sexual.

Tanto en la situación anterior como si se decide formar una pareja, las acciones poco éticas y morales pueden derivar en  micro-engaños o micro-cheating.

Ejemplos de micro-engaño en las relaciones líquidas

Según Valeria Schapira (2020), los micro-engaños son acciones moralmente cuestionables llevadas a cabo a través de las redes sociales y van acompañadas de una connotación sexual. Acciones que se tienden a normalizar buscando un modo de disculpar.

Un micro-engaño es hablar con una persona en calidad de relación sexual, es decir, tontear cuando se tiene pareja. O, en el caso de una relación sin definir, hablar por redes sociales mientras se está de manera física con la otra persona.

El micro-engaño en la era de las redes sociales. Tontear con otras personas incluso teniendo a la pareja al lado.
Micro-engaño.

Se juega mucho con la idea de no poner etiquetas o el «no significa nada» para llevar a cabo estos micro-engaños, que claramente hieren a nuestra pareja. Claros ejemplos serían ver pornografía teniendo pareja, sin haberlo hablado con ella o incluso teniéndola al lado. También se consideraría como micro-engaño rechazar a tu pareja para tontear con otras personas en redes sociales.

Esta actitud se critica en la película Don Jon (2013) en la que el protagonista busca tener múltiples relaciones sexuales. Tras el acto sexual mira pornografía excusando y culpando de ello a las mujeres por no satisfacerlo sin entender que ese tipo de vida no le llena.

Cartel de la película dirigida por Joseph Gordon-Levitt. Don Jon. Un ejemplo de las relaciones líquidas.
Don Jon (2013). Dirigida por Joseph Gordon-Levitt.

Todo ello son situaciones que se dan en la sociedad actual a raíz de los valores de la sociedad líquida, unido a la facilidad de utilizar las redes sociales a cualquier edad. Son modos de actuación erróneos que, por desgracia, se están normalizando. Dando lugar a personas que mantienen relaciones más fructíferas con su teléfono móvil que con las personas de su entorno.

La perspectiva feminista de una relación líquida

Si se observa el tipo de relación amorosa a lo largo de la historia se plantean relaciones matrimoniales desde muy jóvenes con una fidelidad cuestionable. Por lo general, se exigía más fidelidad por parte de la mujer que del hombre. E incluso, hay etapas históricas en las que las leyes contra el adulterio eran mucho más severas para la mujer que para el hombre.

La perspectiva feminista resalta que las actitudes emocionales de los hombres han sido muy similares a las que plantea el concepto de «relación líquida» en la actualidad. En cambio, las mujeres han tenido que adoptar una actitud emocional de devoción y fidelidad reforzada por la sociedad.

Por otro lado, la etapa fértil de la mujer es corta. Serían unos escasos 20-25 años desde la primera menstruación; y en muchas ocasiones no se vivía tanto. Los antropólogos han constatado que la mujer va a buscar descendencia para que su estirpe perdure. Se ha condicionado a la mujer para que sea la única responsable de la búsqueda de un esposo con el que tener descendencia y mantener una relación a largo plazo para educarlo. Es decir, la mujer ha sido educada para ser uno de los pilares que fomenten las relaciones afectivas y que éstas perduren.

PRO-LIFE. Ilustración del artista Daniel García. Sobre la vida líquida y feminismo
Ilustración del artista Daniel García. Instagram: @daniel_garcia_art.

Actualmente las mujeres han adoptado los valores de la «relación líquida» en sus propias relaciones sociales. La perspectiva feminista apoya este hecho porque todos tenemos la libertad de comportarnos de la misma manera. Pero todo tiene un precio; la natalidad desciende cada año, hay tendencia a despreciar la actitud liberal y afectiva de las mujeres y la barrera social entre los individuos crece.

Al convertir a las mujeres en el elemento clave para el éxito afectivo y duradero de una relación; y al incorporar en la era moderna los valores de una «relación líquida», se han desestabilizado elementos clave como la natalidad y la descendencia. Pero siempre estuvimos equivocados, pues no solo uno de los dos sexos debe ser responsable del éxito afectivo y duradero de una pareja.

Un paso al frente

Ante esta actitud se plantea una respuesta. El concepto de «relación líquida» no es ni positivo ni negativo, sin embargo, la actitud con la que lo afrontamos debe adaptarse para reconducir nuestras relaciones hacia un concepto más sano. Hay que disfrutar de las amistades, nadie sabe lo que duran las relaciones. Únicamente se debe disfrutar de la presencia de las personas de nuestro entorno y cuidar de esa sensación y de las personas que lo provocan.

HAIR. Ilustración del artista Pawel Kuczynski. La dependencia tecnológica y la vida líquida de BAUMAN
Hair. Ilustración del artista Pawel Kuczynski. Instagram: @pawel_kuczynski1

En el caso de las relaciones amorosas, no hay que tener miedo a abrirse a una persona, el entorno no importa. Es más difícil reconocer los sentimientos hacia otra persona que negarlos, no obstante, es mucho más gratificante. Pueden traerte malas o buenas experiencias, pero, en cualquier caso, nuestra riqueza interior crecerá mucho más.

No debemos plantear nuestras relaciones sobre cimientos tóxicos que dañan a otras personas y a uno mismo. Porque si seguimos planteando nuestras relaciones buscando nuestra propia satisfacción o viviendo una vida a través de nuestro teléfono, entonces, la generación de idiotas habrá llegado.

Otros artículos que te pueden interesar:

Bibliografía sobre relaciones líquidas: