fotograma the matrix. Cultura, simulacro y simulación. Matrix y Baudrillard.
Fotograma The Matrix (1999). Simulacra & Simulation.

Matrix y la Teoría del Simulacro. Referentes y puntos de vista

Era de esperar, que tras repasar el concepto de hiperrealidad de Baudrillard, llegara el momento de relacionarlo con The Matrix (1999), de las Hermanas Wachowski, el buque insignia de la teoría del simulacro en el cine. También te recomendamos que eches un ojo al análisis que hacemos sobre Matrix y su relación con el cristianismo, platón y el hombre unidimensional.

Índice de contenidos:

Matrix no fue pionera en muchos de sus planteamientos

Ya los teníamos en cintas como Total Recall (1990), de Paul Verhoeven, El cortador de césped (1992) de Brett Leonard, Dark City (1998) de Alex Proyas, o la española Abre los ojos (1997) de Alejandro Amenábar. Aunque el pionero fue el manga Ghost in the sell (1989-Actualidad), de Masamune Shirow. Reflexiones que además, han ido después repitiéndose tanto en cine como en las series. Prueba de ello es San Junipero (2016), capítulo de la serie Black Mirror (2011-Actualidad).

Portada del manga Ghost in the Shell (1989), volumen uno, segunda edición, escrito por Masamune Shirow.

Simulacro y simulación en Matrix

El film extrae y expone la teoría del simulacro de Jean Baudrillard. Nos dice que la realidad ya no es realidad, sino una hiperrealidad reconstruida a partir de la misma y que es falsa, una imitación. La realidad por tanto no es vivida directamente, sino que vivimos a través de sus representaciones, las cuales pueden llegar a ser más reales que lo propio real.

Al final, nos encontramos inmersos en una sociedad donde vivimos constantemente una mentira tras otra; y más todavía con la llegada de internet. Con nuestros cuerpos digitales, mostrando siempre lo mejor de nosotros mismos en redes sociales o disfrutando de superpoderes en un juego de rol, todo mientras nuestro cuerpo real está bien controlado desde casa.

Al principio de la película, vemos a un Neo inadaptado que no está de acuerdo con el sistema establecido, que sabe que algo no encaja. Esto lo lleva a ser hacker y a cometer delitos informáticos. Se siente frustrado por tener que seguir por los mismos railes de todos. Hasta su ropa nos dice que se siente inadaptado, como si llevase un disfraz que no está hecho para él. Pero la llegada de Morfeo (Laurence Fishburne) y Trinity (Carrie-Anne Moss) le supondrá un rayo de esperanza ya que por fin descubrirá que no era él el equivocado, sino el resto del mundo.

Fotograma Agente Smith, Hugo Weaving. The Matrix, 1999. Cultura y Simulacro.
Fotograma The Matrix (1999). Agente Smith (Hugo Weaving).

Normalmente, los inadaptados que no quieren seguir la senda que marca el sistema, suelen ser personas apestadas, excluidas y tratadas de locas. Y es que es imposible escapar a la norma. Vivimos un panóptico, vigilados veinticuatro horas, y no podemos dudar ni saltarnos el orden establecido, porque aparecerá el Agente Smith (Hugo Weaving) para sancionarnos y reconducirnos.

Los niveles de la simulación

La realidad es una percepción. Descartes nos dejó su célebre frase “pienso luego existo”. En su teoría, la conciencia define nuestra propia existencia y lo que tenemos a nuestro alrededor. Si dejamos de pensar en todas estas cosas, dejan de existir. Por ello, Descartes nos invita a dudar de todo lo que vemos para saber si son reales o no.

La película nos da por tanto varias realidades que percibir y en las que podemos existir, algo similar a los niveles de realidad en los sueños de la película Origen (2010) de Christopher Nolan. Y es que, The Matrix es una película sobre un simulacro y la simulación donde existimos. Tenemos por tanto nuestra propia simulación, la de nuestra vida, la de nuestro propio Matrix, que sería el nivel uno. Otra simulación que es la película en sí, nivel dos. Y otra simulación que es Matrix y que se da dentro de la película (simulación dentro de la simulación), nivel tres.

Niño con potecial que dobla cuchara. Matrix. Teoría del simulacro.
Fotograma The Matrix. Niño con potencial.

El hedonismo en Matrix, mejor felices y tontos

La cinta nos invita a despertar, a dejar de lado nuestro habitus. Cada individuo, al tener su mirada particular del mundo, construirá su propio Matrix. Lo que las hermanas Wachowski nos vienen a decir con su particular alegoría es que Matrix es algo que existe y que está en nuestra cabeza. Que en algún momento necesitaremos elegir entre esa pastilla roja o azul para despertar o para seguir con nuestra vida alienada.

Lo triste es, que a pesar de haber privilegiados conscientes de la naturaleza hiperreal de nuestro entorno, se quedan con la comodidad de la mentira de Matrix. Es lo que ocurre con Cifra (Joe Pantoliano), capaz de traicionar a sus compañeros para que lo vuelvan a incrustar en Matrix y volver así a ser un ignorante feliz. La teoría del simulacro queda muy bien reinterpretada en la escena en que Cifra y el agente Smith hablan sobre la naturaleza hiperreal del bistec que «saboreará».

Cifra en Matrix comiendo Bistec. Simulacro Agente Smith
Fotograma The Matrix (1999). Cifra (Joe Pantoliano).

Cifra, víctima de su hedonismo, prefiere vivir el engaño para conseguir su felicidad. Sabe que el bistec es irreal, que no lo saboreará ni masticará, que es Matrix la que está introduciendo todas esas sensaciones placenteras en su cabeza. Y a pesar de todo, prefiere la mentira. Metáfora además de las características del individuo hipermoderno de la sociedad materialista y consumista.

Que no os engañen, las máquinas son las buenas

El agente Smith nos plantea la otra cara de la moneda: las máquinas son las buenas y el ser humano el virus del planeta. Recordemos a Morfeo sentado en su sillón de cuero rojo dando a Neo su particular clase de Historia sobre el apocalipsis. Nos enterábamos de que la humanidad destruyó el cielo para que no pasara la luz del Sol y privar así a las máquinas de energía.

Fotograma The Matrix (1999). Morfeo (Laurence Fishburne) y Neo (Keanu Reeves).
Fotograma The Matrix (1999). Morfeo (Laurence Fishburne) y Neo (Keanu Reeves).

No muy lejos de la realidad, es el ser humano el que está destruyendo el planeta con la extracción de materiales fósiles, el que tira basura y vertidos tóxicos al océano, el que tala bosques, derrite los polos, aniquila especies animales y un largo etcétera.

Para terminar y dar cuenta de este punto de vista, recordemos cuando el arquitecto explica a Neo que la primera simulación de Matrix era perfecta (metáfora del Edén), pero que no funcionaba bien y que tuvieron que crear un Matrix donde el ser humano pudiera desarrollarse bajo su naturaleza imperfecta y así no rechazar el programa. Para ello entró en juego El oráculo, la madre de Matrix, para estudiar la psique humana e incluir sentimientos como el amor, el odio o la envidia.

Os dejo con un documental que hice hace algunos años y que trata algunos de planteamientos de este artículo y otros muchos sobre la película The Matrix.

Artículos relacionados con Matrix, el simulacro y la simulación:

Bibliografía: