Los marañones. Artículo de análisis musical en Cultugrafía.

Los Marañones, mucho más que pop rock

Prueba de sonido concierto Marañones Cieza. Microsonidos. Análisis musical revista Cultugrafía.
Los Marañones. Prueba de sonido en el Auditorio Gabriel Celaya de Cieza.

Si extrapolamos la pregunta, ¿eres de Beatles o de Rollings? En nuestra querida Murcia podríamos decir: ¿eres de Marañones o de M-Clan? Sí, sabemos de sobra que las comparaciones son odiosas, M-Clan tocó la fama de lleno y gozan de un merecido reconocimiento a nivel nacional, mientras que Marañones sigue siendo una banda de culto muy minoritaria que ha andado por derroteros musicales diferentes.

A nivel de influencias, en M-Clan apreciamos desde lejos ese punto sureño a lo Black Crowes, algo a escuchado Carlos Tarque a Joe Cocker. En su día también me recordaron mucho a un disco de Jeff Beck Group llamado Beck-Ola (que me sigue volviendo loco) en el que encontramos como vocalista a Rod Stewart. Aunque tal vez, todo esto corresponde más a su primera etapa. Después, y como todos sabemos, M-Clan se ha caracterizado por saber llegar al público (algo nada fácil, y si no, el que quiera que lo intente).

Solo me queda añadir que para describir la cantidad de estilos, grupos e influencias que encuentro cuando escucho a Marañones tengo que salirme del río del rock y sumergirme en un océano repleto de música que me apasiona. Así que, sin renunciar a M-Clan y respondiendo a la pregunta inicial: yo soy más de Marañones. Disculpad que comencemos como si se tratase de un Madrid-Barça (Dios nos libre), pero de alguna manera nos parece adecuado ya que ambas bandas comenzaron a fraguarse en Murcia a finales de los 80 en un caldo de cultivo similar.

No soy yo (1996), Los marañones.

Los Marañones en Cieza

El pasado 15 de mayo tuvimos el placer de disfrutar de esta mítica banda en nuestra localidad dentro del festival Microsonidos Cieza al atardecer compartiendo cartel con Ángel Stanitch y Josele Santiago.

Concierto Marañones Cieza y cartel microsonidos con Ángel Stanich y Josele Santiago

La selección de su repertorio nos pareció muy acertada para la ocasión con esta nueva realidad que nos toca lidiar. Consiguieron enlazar los temas de una forma progresiva y ascendente en cuanto a intensidad, algo que se agradece bastante cuando tenemos que escuchar un show completo sentados. Maestría, veteranía, gusto y muy buen hacer son algunos de los adjetivos que me vienen a la mente para describir la actuación del pasado sábado, temas de pop reposados como: Hoy me siento bien, El Nómada, Mi amor es para Luci, Bailando en la oscuridad o Cruzando las galaxias. En contraste con algunos más enérgicos como: A miles de años luz, Saluda al tren o Voy loco mama. Cerrando con un espectacular bis en el que se marcaron una versión del tema Cinnamon Girl de Neil Young dejándonos muy buen sabor de boca.

Una sonoridad muy limpia en el escenario que se percibe perfectamente fuera. La batería de Pedro Sánchez “Pedrín” con una configuración clásica y una profundidad de sonido muy setentera, con sencillez y contundencia, sumando perfectamente con el bajo Fender Precision de Román García, con ese tono tan antiguo y redondo que resiste el paso de los años. Creando una atmósfera como de otro tiempo donde fluyen los muy bien escogidos sonidos hammond y rhodes del teclista Carlos Campoy y dando soporte armónico a la guitarra de Miguel Bañón -creo que en esta ocasión estaba tocando una Danelectro-. Lo he visto usar diferentes guitarras en muchas ocasiones, todo suena de diez en sus manos, pienso que el ochenta por ciento de su sonido reside ahí.

Y luego toca cantar, con una sensibilidad que se palpa en las partes más poperas, además de la rítmica del funk con la agresividad del rock cuando corresponde. Completar ese abanico de una forma tan personal a la vez que eficiente mientras se toca la guitarra; entrando y saliendo en los solos, con los correspondientes cambios de sonidos, no es algo que nos encontremos todos los días en un escenario. Si a esto le añadimos que Román García además de tocar el bajo hace unos coros de lujo tenemos una mezcla perfecta.

Los Marañones, inicios y discografía

Los Marañones comienzan su andadura en el año 1987, se componen originalmente por Miguel Bañón (guitarra y voz), Román García (Bajo), Pedro Sánchez (batería) y Ricardo Perpén (Guitarra), aunque a lo largo de su carrera han sufrido diferentes cambios en su formación, siempre se ha mantenido el mismo trío base, en determinados periodos han formado parte de la banda músicos como Joaquín Talismán, hasta la incorporación de su actual teclista Carlos Campoy en el año 2007.

Como nexo de unión este grupo tiene una peculiar forma de ver y entender el rock, esto se aprecia perfectamente a lo largo de su discografía, resultando cada canción una mezcla de diferentes ingredientes que van desde el pop psicodélico, el rock and roll con armonías poco usuales, hasta pinceladas de soul y funk, creando un universo vitalista y sensitivo a nivel sonoro.

En 1988 graban en Madrid dos canciones producidas por Fino Oyonarte (Los Enemigos) para un recopilatorio de grupos murciano. A partir de este momento comienzan a tocar por todo el territorio nacional. En 1989 publican un mini LP titulado Experiencia negra producido por Paco Trinidad, no sería hasta 1992 la publicación de su álbum completo Quiero bailar agarrao. En 1994 publican el que sería disco de la semana en Radio 3: La Revolución; siendo este su primera referencia en formato CD. En 1996 publican un disco de directo con el título Los Marañones, recopilando sus mejores temas, donde apreciamos esas variaciones que sufren las canciones cuando han sido interpretadas durante un tiempo por muchos escenarios. Para la grabación de este álbum contaron con algunas colaboraciones de artistas como Los Deltonos o Josele Santiado (Los Enemigos).

En 1997 se incorpora a la banda el guitarrista Joaquín Talismán, apareciendo en el álbum Matando el tiempo y en su disco autoproducido Shangri-la (1999).

Los Marañones del siglo XXI

En el año 2000, Joaquín Talismán deja el grupo para continuar su carrera en solitario. En este momento comienzan a surgir proyectos en paralelo: Miguel Bañón y el Guitarrista murciano Santiago Campillo (ex-miembro de M-Clan) forman el grupo Los Lunáticos, banda con la que publican dos discos. Tras un pequeño periodo de inactividad Los Marañones continúan su trayectoria por los escenarios, dándole forma a las nuevas canciones que incluirán en su próximo trabajo publicado en 2004 El mundo al revés.

En el año 2007 se incorpora a la formación el teclista Carlos Campoy, apareciendo en el álbum Extraña familia. En este momento la banda busca plasmar en el estudio un sonido lo más cercano posible al que ofrecen en directo sonando a cuarteto. A la par de la publicación de este disco lanzan un videoclip promocional con el tema Fuera de límite.

Conmemorando sus más de veinte años de trayectoria entran de nuevo al estudio para volver a grabar algunas de sus canciones más representativas, dejando latente la evolución que deja el ir rodando los temas a través del tiempo, dando lugar a su álbum: Las aventuras de los Marañones, publicado en 2008.

Cambiando un poco la temática en sus letras encontramos su LP titulado Tipos Raros, publicado en 2010. Una colección de canciones que en su mayoría son descripciones de personajes interesantes. En 2012 publican su trabajo Historias sin principio ni final con un total de 13 temas, algunos con una sonoridad más acústica en contraste con otros temas más enérgicos y eléctricos. En esta ocasión invitan a algunos amigos a realizar videoclips de los temas con total libertad.

A comienzos de 2015, mientras preparan la grabación de su disco A Contratiempo (publicado ese mismo verano), presentan una recopilación titulada Rarezas (1988-2012), disponible exclusivamente en descarga digital. En el año 2017 ofrecen una serie de conciertos conmemorando el XXV aniversario de su álbum Quiero bailar agarrao, antes de preparar su nuevo trabajo titulado La máquina del tiempo, lanzado casualmente el mismo día que iniciamos el confinamiento por Covid-19 en nuestro país.

 ¿Por qué me gustan Los Marañones?

Los Marañones durante las pruebas de sonido de su concierto en el Auditorio Gabriel Celaya de Cieza.

En ocasiones pienso que existen muy pocas cosas que tengan la capacidad de transportarnos y abstraernos como la música. Este fenómeno puede hacer que hagamos lecturas condicionados por la nostalgia, resultando bastante subjetivo cualquier análisis.

En la música de Marañones encuentro reminiscencias de Beatles a nivel compositivo, de Hendrix en la sonoridad rockera y en algunas partes algo de Led Zeppelin. Algunos arreglos de voces que nos transportan a la época de Crosby, Still and Nash, Neil Young. Incluso en su primera etapa algo de Jhonny Winter, pasando por algunas sonoridades de bandas como: The Cream, The Who, o The Free. Todos estos son en mi opinión muchos de los ingredientes que hacen a Marañones una banda única, tener la capacidad de crear haciendo aflorar (tal vez sin querer) todas estas influencias en su justa medida, captar la atención de los que escuchamos música de esta pasta sin que en ningún momento nada nos resulte una copia, más bien todo lo contrario. Solo una forma de hacer las cosas con originalidad, mucho gusto y un buen propósito.

A la antigua usanza, sin trampa ni cartón, siempre en directo y con los instrumentos que son.

Directo, live. Concierto en Cieza de Los Marañones en Auditorio Gabriel Celaya.
Concierto de Los Marañones en el auditorio Gabriel Celaya de Cieza.

Artículos relacionados