Imagen destacada. Espirales, obra de Louise Bourgeous. El arte puro, el arte virgen, el arte del incosciente.
Espirales, obra de Louise Bourgeous.

Arte puro y virgen como agente reparador. El ARTE del INCONSCIENTE

La asociación libre de la experiencia del inconsciente en el arte

El psicoanálisis y el arte son dos disciplinas que se han enriquecido de manera recíproca a lo largo del tiempo teniendo puntos de encuentro de distinto tipo. Las primeras vanguardias, paralelas a Freud, experimentaron nuevas formas de acercarse al arte, no sólo recategorizando el valor de la obra sino también su práctica y su circulación. Los surrealistas usaron incontables técnicas para romper con la representatividad y experimentar con la lógica de los sueños, el azar y el arte del inconsciente. La irracionalidad fue tomada como materia y forma de creación artística.

Museo de imágenes del arte inconsciente
Museo de imágenes del arte del inconsciente

Bourgeois y el vehículo que sublima

Louise Bourgeois tomó su herencia y reelabora en toda su producción temas de su propio análisis, adentrándose en su propio inconsciente para expresarlo de manera simbólica en su arte, sobre todo en sus esculturas. 

Muchos psicoanalistas consideran la simbolización como un acto defensivo que utiliza la mente ante sus conflictos exteriorizando fantasías, angustias o circuitos afectivos. La sublimación es lo que desplaza la energía, de una meta socialmente inaceptable a una aceptable provocando un desplazamiento y transformación. Una vía posible para la pulsión. Es en este lugar donde el arte se ubica como móvil, vía, pasaje.

Arte e imágenes del inconsciente, el paradigma esclarecedor

Luego de explorar con distintas salidas menos violentas al auge de tratamientos como el electroshock, lobotomías y confinamientos, la terapeuta brasilera Nise da Silveira descubre que sus pacientes en el Centro Psiquiátrico Nacional, en su mayoría esquizofrénicos, se desarrollaban positivamente en los ateliers artísticos del centro.

Imágenes del inconsciente. Arte de Carlos Pertuis
Carlos Pertuis

Mediante la pintura y escultura, dentro de los talleres del sector de terapia ocupacional del cual Nise era encargada, se realizaron obras que luego serían una herramienta más en el marco de los tratamientos. Es en este último punto donde el proceso de creación cobra valor por sí mismo. Así se funda, en 1952, el Museo de Imágenes del Inconsciente para exhibir, producir e investigar las creaciones y la creación en su totalidad. Museo que hoy en día se mantiene activo generando grupos de estudio, revisando puntos de contacto tanto históricos como actuales y generando nuevos diálogos.

Por un lado, se establecen conexiones entre las imágenes que emergen del inconsciente y la situación psíquica y emocional que está siendo vivida por el paciente. Por el otro, el proceso de creación artístico devela, expresa y revela. La psique perturbada y fragmentada está en funcionamiento y los creadores, en este caso también pacientes, exploran sus vínculos con la realidad y su mundo interior: abriendo puertas para sacar algo y que tal vez otros puedan aunque sea, asomarse.

Arte virgen: forma y afecto

Mario Pedrosa, político y crítico de arte brasilero fundamental en la escena del siglo XX, llamó a este tipo de arte Arte Virgen. Despojado de distintos condicionantes e influencias, sin formación artística previa ni estudios de maestros. Lo que deja este arte es el encuentro de las emociones más puras que revelan lo profundo del psiquismo.

Arthur Amore. Arte e imágenes del inconsciente.
Arthur Amore.

El valor no está solo en la obra si no en la práctica misma. Pedrosa no sólo puso este tipo de arte no academicista ni proveniente de ningún tipo de ámbito artístico en el mismo lugar que el arte predominante europeo,  sino que le otorgó un valor auténtico, reivindicando su propio lugar de pertenencia y lógica funcional. Es entonces que la forma cumple una función fundamental, dejando a un lado el discurso y exponiendo el afecto y la comunicación.

El estudio de la Gestalt, la corriente de psicología que se dedica al estudio de la percepción humana, fue clave para Pedrosa a la hora de establecer una conexión emocional en la geometría y otras expresiones no figurativas para luego elaborar una conciliación resaltando el carácter objetivo de la expresividad de las formas para entender una totalidad.

Atribuyendo a la horizontalización, resistiendo a las consignas prevalecientes del mercado del arte donde predominaba el genio individual frente a las expresiones colectivas, se involucró también en la escuela de artes del MAM, interesado en el valor de la manifestación de la individualidad de los niños, del desarrollo y de las manifestaciones colectivas.

Es así que Pedrosa cuestiona la lectura del arte primitivo y marginalizado que se producía a través del arte occidental con fetichización y romantización. Como antídoto a este tipo de operaciones, propuso la educación artística como el principal agente de transformación individual y posibilitadora de la formación de una postura crítica colectiva. Para él, el arte lleva a una actitud mental y espiritual diferente a la que gobierna las relaciones cotidianas. 

Espirales, obra de Louise Bourgeous. El arte puro, el arte virgen, el arte del incosciente.
Espirales, obra de Louise Bourgeous.

Simbolismo, el articulante reparador

En uno de los primeros diálogos con latinoamérica, cuando Carl Gustav Jung, fundador de la psicología analítica, vio las obras hechas por los pacientes psiquiátricos, puso el foco en los espirales y mandalas que se repetían de distintas maneras en muchas de las obras, mostrando según Jung, el poder autocurativo de la mente. El simbolismo genera significado y sentido en esa reparación. La experiencia que se traduce es profunda y se reelabora a través de la materialidad propuesta, de manera consciente o inconsciente. El símbolo condensa lo personal, lo colectivo, lo individual y universal. Vive mientras signifique y devela contenidos psíquicos que no aparecen de otra manera.

Al final de su carrera, Lygia Clark, una de las principales figuras del neoconcretismo brasilero, fue virando hacia una especie de terapia a través del arte mediante sus objetos relacionados. Si bien como exponente del arte concreto brasilero ya había estado trabajando con las formas sensibles y los vínculos entre la forma, el espacio, el cuerpo y la política. Es con sus últimas obras cuando se radicaliza su búsqueda, enfocándose en el potencial terapéutico produciendo un paradójico abandono del arte en lo que ella llamó la estructuración del yo. Los dispositivos pretendían recuperar la memoria del cuerpo y sus distintas sensaciones y elementos olvidados a través de una experiencia sensorial.

Para Clark, el arte adquiere significado ritual y posibilita al espectador recomponer su propia realidad.  La obra pasa a ser el acto. El espectador es parte de ese ritual y de la experiencia.

Lygia Clark. Imágenes del inconsciente. El arte virgen y puro
Lygia Clark

La lucha de lo inconsciente queriendo ver una luz, pudiendo surgir arte, es la pulsión que hace que muchos quieran crear el contacto del mundo oculto con el aparente. La tensión creadora que emerge por impulso con el calor de las cosas que son traídas a la vida; exudando felicidad, dolor y afecto.

Arte inconsciente y psicoanálisis, anotaciones finales

Para Mario Pedrosa, el afecto viene antes que la razón y se enfoca como un ejercicio experimental de la misma. Para él, el arte es un impulso vital. Después vienen las interpretaciones en la interacción con lo social e histórico. Todo lo que surge de lo más profundo aflora en el lugar más puro, saca todo el peso político histórico científico y lo mezcla para que tal vez, se pueda comprender en una organización simbólica nueva donde confluyen todos los elementos. 

Lo virgen es lo primitivo. La sensibilidad más basal que se maneja con sus propias leyes es el estado más puro al que es casi imposible llegar, un lugar de retorno. El crítico pretende destacar el poder del arte como agente transformador poniendo énfasis en grupos productores periféricos como los pacientes psiquiátricos, niños y aborígenes.

Los límites son difusos, el énfasis de este cuestionamiento está en la relación del afecto y en la función de la práctica. Un pensamiento acerca de estos vínculos y funciones en el arte, de sus actores y su circulación puede ser posible. Dejando de lado las categorizaciones e impuestos críticos, podemos reelaborar estas redes para articular el caos y el mundo, girando el foco hacia la praxis y el inconsciente como posibilidad.

Mario Pedrosa. Psicoanálisis e imágenes del inconsciente
Mario Pedrosa

Artículos que te pueden interesar: