tecnicos cultura manifestación crisis covid murcia espectaculo
Manifestación técnicos de cultura. Murcia. Plaza Catedral.

Covid y reinvención. De la acción a la redacción

Cultugrafía surge de la necesidad de emplear el tiempo de confinamiento en algo más o menos productivo. Y es que el coronavirus ha obligado a los trabajadores de la industria cultural a buscar desesperadamente otros empleos para poder vivir. En mi caso particular, que llevo más de diez años trabajando como técnico y maquinista, he visto cómo todo eso se desvanecía (primer brote), luego volvía un poco (tregua) y después volvía a desaparecer (segundo brote). Desafortunadamente, parece que la cultura es lo más prescindible en tiempos de crisis.

Tengo la suerte de haberme desarrollado personal y profesionalmente en estos menesteres que tanto me gustan, pero más aún, el privilegio de contar con familiares, amigos y compañeros que son técnicos de sonido, de iluminación, artistas, cámaras, productores, regidores, músicos o taquilleros entre otros tantos oficios del sector. Pero mala fortuna la de todos nosotros siendo los primeros en recibir el tijeretazo. Nuestra actividad y nuestro pan, los primeros en quedar suspendidos por las administraciones en sus diferentes competencias, rangos y colores, a pesar de que haya quedado demostrada de sobra la eficacia de los protocolos de seguridad y la cero transmisión del virus entre nuestras butacas. Todo mientras los vagones de metro recordaban al camarote de los Hermanos Marx y la chavalería campaba en multitudes por la calle sin precaución. Ni hablar de botellones, discotecas llenas a puerta cerrada o negacionistas. Me hierve la sangre.

Mala época para los técnicos de la industria cultural

Técnicos, sector olvidado, nada regulado y con jornadas de trabajo muy complicadas y duras. Por supuesto que, cuando hablo de técnicos, estoy incluyendo de mala manera a todos: técnicos de sonido, de luces, de vídeo, maquinistas, auxiliares, backliners, paraponters, tramoyistas, riggers, carga y descarga, etc. Hay que abreviar, perdón por reducir de manera tan poco considerada los honorables puestos y labores tan variadas del sector.

Han hecho falta manifestaciones para que se nos escuche, para conseguir pequeñas ayudas sociales que nos mantenga un poco a flote. Pero ni de broma es suficiente. El reloj no para, los días pasan, y la situación se complica cada vez más para las familias que dependen de los escenarios. Por eso, creo más que nunca necesario recordar a todos los ayuntamientos, comunidades autónomas y gobierno que:

¡LA CULTURA NO ES UN GASTO, ES INVERSIÓN!

¡PROGRAMAD EN CUANTO SEA POSIBLE, LA CULTURA ES PROGRESO!

ENTREN DIEZ, CIEN O MIL, LA CULTURA SIEMPRE MERECE LA PENA

Manifestación de técnicos el 17/09/2020 en la Plaza Cardenal Belluga de Murcia. Convocada por el movimiento Alerta Roja y organizada en la región por la Asoc. Murcia Técnica del Espectáculo. Crisis económica. Covid.
Manifestación de técnicos el 17/09/2020 en la Plaza Cardenal Belluga de Murcia. Convocada por el movimiento Alerta Roja y organizada en la región por la Asoc. Murcia Técnica del Espectáculo.

De técnico a agricultor, obrero, peón, escritor, rastreador… lo que buenamente se pueda

Entre que llegan las vacunas, podemos volver a salir a la calle y toda esta situación se endereza un poco (esperemos que sea más pronto que tarde), no nos ha quedado otra que repartirnos entre otros puestos en fábricas, campos, construcción, etc. para subsistir (sentimos la intromisión y gracias por acogernos). Y eso con muchísima suerte. El que tira de contactos, pide favores o se le aparece la Virgen igual encuentra algo y va tirando porque todo se está viniendo abajo y encontrar trabajo está peor que nunca.

Entonces, mientras nos adaptamos a un nuevo empleo, eso si lo conseguimos, o procuramos no perder la cabeza si irremediablemente seguimos parados; llega el intento de reinvención para, de la forma que sea, seguir a ratos haciendo algo que trate sobre nuestra pasión y oficio. Pasamos así de la acción de nuestros puestos en teatros, sets, calle, estudios, etc., a la redacción y la publicación de artículos con el blog Cultugrafía desde nuestro confinamiento en casa.

Crisis económica. Exigir y pensar nunca fue tan necesario

Algo que me gustaría aclarar. Es lo más corriente, o eso creo yo, que cada cual a nivel particular barra para casa y que por tanto hable, denuncie o exija sobre los temas que conoce o le perjudican. Pero no por ello dejamos de ser conscientes de la gravedad de la situación a nivel general. Sin olvidarnos del sector sanitario, que tantísimo está haciendo por todos nosotros y del que tan agradecidos estamos. O por ejemplo, del sector hostelero, donde bares, restaurantes, hoteles, etc., se están viendo obligados también a cerrar indefinidamente. Animo, desde el primer post del blog Cultugrafía, a todos los afectados por la crisis del Covid-19, a que exijan, que no se callen y que pidan sin descanso lo que les corresponde, desde las ayudas económicas para los que no tienen ningún ingreso como técnicos, artistas y hosteleros, hasta los epis, ucis o personal necesarios para cubrir los mínimos de los sanitarios.

Mientras tanto, entre todo este caos de papel higiénico, toques de queda, Trump, secuelas, subsidios y vacunas, será necesario que le demos entre todos un par de vueltas a la cabeza y pensemos. Nunca fue tan necesario pensar. Una crisis económica muy muy pero que muy jodida se nos viene encima y hay que reinventar; no ya por emprender, por hobby, ni por ninguna milonga canónica, sino por pura supervivencia. ¿No dice el refranero que la necesidad agudiza el ingenio? Pues ya sabes, reinvéntate, adáptate al nuevo ecosistema, déjate de afectividades, vende todo lo que no te sirva y empieza de cero. Ponte a trabajar porque nadie lo va a hacer por ti.

Nota: entre tanto apocalipsis y optimismo me he inventado una palabreja y la he colado por el post. A ver quién la pilla.

Artículos que te pueden interesar: